Esta crisis sanitaria nos demuestra que las amenazas para un país ya no son las clásicas y es necesario tener una cultura de la seguridad

Abril 22, 2020 , en Centro Universitario

Andrei Mihai, estudiante del Grado en Seguridad Online en ISEN

 

 

¿Cuáles son las labores que realiza su empresa y cuál es su papel dentro de ella?

Offshore Special Services (OSS) está radicada en la Región, es una empresa de San Javier, especializada en ámbitos como las emergencias y la seguridad. Como profesional de las emergencias lo que más destacaría de OSS son sus capacidades operativas tanto en tierra como en la mar. Estos últimos meses, por ejemplo, hemos desplegado una gran cantidad de recursos materiales y humanos, de altas prestaciones, con motivo de las sucesivas DANAS o equipos especializados de buceo profesional que rescataron uno de los aviones militares siniestrados empleando material tecnológico muy avanzado. En estos momentos, estamos atendiendo de manera especializada transportes sanitarios en Soporte Vital Avanzado de pacientes comprometidos por el COVID19 y abordando labores críticas de descontaminación en diferentes espacios, atendiendo las necesidades que se indican por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno Regional. El trabajo de la Consejería está siendo verdaderamente intenso y duro. Además, la empresa Offshore Special Services es la adjudicataria del Servicio de Emergencias Municipal en San Javier. Pero trabaja en otros ámbitos muy variados, que van desde la planificación hasta el despliegue en dispositivos de riesgo previsible, ya puedan ser éstos a solicitud de cualquier sector industrial, de la Administración o en cualquier ámbito que pueda ser preciso. Por último, destacaría el alto nivel de compromiso de responsabilidad social corporativa que la empresa viene desplegando. Por ejemplo, en estos días estamos descontaminando vehículos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de la Región que los acercan hasta nuestra base en San Javier, así como de otros servicios de emergencias y Protección Civil, Policías Locales, etc.

Yo soy un operador, y las características de nuestros trabajos es la polivalencia. En mi caso, por ejemplo, cuento con la formación profesional oficial reglada como Técnico en Emergencias Sanitarias, Técnico en Emergencias y Protección Civil, Patrón de Embarcaciones de Rescate, etc. y otras especializaciones. Soy un eslabón más de la cadena, trabajamos en equipo, de forma meticulosa, con niveles de seguridad muy altos. Así pues, es fácil que pueda estar realizando un rescate en la Mar, atendiendo a un herido en un accidente tráfico en una ambulancia, en un camión polivalente en prevención de un incendio o realizando las labores comprometidas de esta situación de emergencia.

 

¿Cómo están trabajando en esta crisis sanitaria?

Destacaría la extraordinaria dinámica de trabajo establecida con la Consejería de Sanidad, la coordinación del conjunto de equipos que estamos implicados en estas labores. Son días de un trabajo intenso. No se admite ningún descuido. Tenemos que trabajar pensando en el bienestar de aquellas personas que se benefician de nuestra labor profesional, tratamos con personas, pacientes y profesionales y no sólo es necesario desplegar una buena técnica y las mejores aptitudes y conocimientos técnicos. Además, hay que hacerlo con empatía hacia personas que sufren como pacientes y hacia profesionales que se están dejando la piel en esta situación. Cada trabajo se planifica con delicadeza, de manera muy meticulosa. Los equipos que entramos a espacios más críticos hacemos un trabajo sistemático, metodológicamente claro, desde que nos vestimos con trajes y equipos especiales para situaciones comprometidas hasta que nos quitamos los mismos.

 

¿Cuáles son los sentimientos que les provoca esta crisis y como se sienten con el trabajo realizado?

Permítame que, ante todo, lo hago personalmente, pero es también el sentimiento de mis compañeros y sé a ciencia cierta que es el de la propia empresa y sus responsables, transmita nuestra solidaridad con todos aquellos que de manera directa o indirecta han sufrido las consecuencias de esta pandemia y, muy especialmente aquellas familias que han perdido a un ser querido en estas circunstancias. También quiero dar las gracias, como ciudadano y como profesional, a todos los compañeros, tanto de la empresa, como de todos los servicios sanitarios, policiales, de servicios públicos, agricultores, camioneros, gasolineras, dependientes de tiendas, etc. que están trabajando tanto, y a todos los ciudadanos en general por su compromiso a la hora de confinarse y que se pueda estar frenando esta pandemia. A nivel personal, reconozco que hay sentimientos enfrentados; por un lado el sentimiento de satisfacción del deber cumplido y sentir el corazón conmovido ante la situación de las personas que sufren. Esta situación tan crítica te hace tomar conciencia de tu vocación de servicio, y no es una frase hecha; te hace tomar conciencia de que cumples con tus principios de solidaridad, de sentido profesional y que cumples con los demás porque servir, especialmente a quien más te puede necesitar, es un compromiso con el que no puedes romper. Un sentimiento de trabajo compartido como equipo con mis compañeros que, sin hacer de menos a nadie, para mí son la mejor expresión de la profesionalidad. No hay un solo sentimiento en esta situación, son muchos los sentimientos.

 

Usted es alumno del Grado en Seguridad  de ISEN ¿qué importancia tiene estar formado en seguridad en un estado de alarma como el actual?

Pues yo diría que vital. Mire, la formación que estamos adquiriendo en el Grado Oficial de Seguridad que imparte la Universidad de Murcia gracias a ISEN, es multidimensional, es poliédrica. Derecho, Instituciones de la Seguridad del Estado, Criminología, Operativas de Seguridad, Emergencias y Protección Civil, Políticas de Seguridad y Defensa. Son unos estudios que te preparan para la Dirección de Seguridad, tanto en el ámbito Público como en el Privado. Hay un cierto paralelismo entre el Grado en Seguridad y la empresa en la que trabajo -que por cierto ya ha desarrollado acciones conjuntas de formación y espero que vayan a más- porque la seguridad humana es un concepto que integra todas las dimensiones de la vida del individuo y de una sociedad, desde la seguridad jurídica, a la seguridad sanitaria, desde la seguridad ciudadana a la prevención de riesgos laborales. Me siento muy orgulloso de poder dar continuidad a mi formación profesional mediante esta formación universitaria. En estos días está siendo muy complicado para mí combinar la formación y el trabajo, no obstante he encontrado en el personal y profesores del ISEN el mejor trato y asistencia y me siento agradecido. Profesionalmente, este grado universitario resulta -en mi opinión- imprescindible para todo aquel que de una u otra manera quiera vincularse al ámbito de las emergencias y la seguridad, especialmente en niveles ejecutivos.

 

¿Qué conclusiones está usted sacando de esta tragedia ya que está en primera línea de la lucha contra la pandemia?

En primer lugar, y es algo que se estudia en la carrera, las amenazas para un país ya no son las clásicas; así podemos verlo en la actualidad y así lo prevé la Estrategia de Seguridad Nacional de España; tener una cultura de la seguridad desde una perspectiva holística es necesario y la realidad que estamos viviendo lo está poniendo de manifiesto. Otra conclusión, no menor, es que los españoles son conscientes del gran sufrimiento que esta situación ha traído a miles de compatriotas y, al mismo tiempo, son capaces de generar dinámicas personales o sociales para enfrentarse a esta crisis con imaginación y con creatividad. Estoy seguro que a nivel sanitario vamos a salir de este momento, pero aún quedará por delante un tiempo de incertidumbre por las consecuencias económicas y sociales. Vamos a necesitar que todos nos pongamos hombro con hombro para poner lo mejor de nosotros mismos para salir adelante y estoy seguro que lo haremos como sociedad. Debemos mirarnos con confianza para abordar el inmenso reto que todos, sin excepción, vamos a enfrentar y, tal como lo hacemos en los equipos de trabajo que estamos luchando en primera línea, no cabe otra actitud que la de sentirnos uno frente al reto. 

 

 

Share this: