La seguridad ejercida con firmeza por quienes están a cargo de ella es imprescindible en estos momentos de crisis

Abril 20, 2020 , en Centro Universitario

Ezequiel García-Terrer Jadraque, profesor del Grado de Seguridad de ISEN

 

 

¿Cómo trabaja usted con sus alumnos desde que estalló esta crisis sanitaria?

Cuando comenzó la crisis llevábamos la materia avanzada en un 50%.

Mi primera recomendación fue repasar con los materiales facilitados, en primer lugar, la materia ya impartida para afianzarla y así progresar sin lagunas, consultando cualquier duda por el recurso de privado de la plataforma. Para abordar la fase de crisis se facilitaron además de la bibliografía básica, apuntes concretos y específicos del profesor. Proponiendo trabajos individuales escritos que motiven la investigación y   profundización de conocimientos sobre determinados temas clave de la asignatura. Además, tutorizando online a través de la plataforma cualquier duda que pudiera generarse.

 

¿Qué cree que vamos a aprender cuando esta pesadilla acabe?

Son muchas las lecciones que vamos a sacar y creo que de las que marcan a generaciones. La escala de valores que tenía nuestra sociedad hasta que ocurrió todo esto se vendrá abajo como un castillo de naipes; apreciaremos mejor el valor de la vida, de la familia, de la amistad, de un día en el campo o en la playa, de un abrazo o de un apretón de manos. Creo que seremos más cercanos entre personas y apreciaremos más las pequeñas cosas.

Remontaremos el dicho de que “sólo se aprecia el valor de las cosas cuando no se tienen”.

 

¿Qué consejos le da usted a sus alumnos para que concluyan con éxito el curso tras las medidas de confinamiento?

 

Que se planteen objetivos pequeños y a corto plazo. Que todos los días intenten aplicar el dicho “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

Que la base del éxito es la constancia.

¿Cuáles son las medidas que usted aconseja para aprovechar estos días de cara al estudio?
Que planifiquen muy bien el tiempo diario, distribuyendo el mismo de una forma racional entre las rutinas propias de cada uno (limpieza, comidas, trabajo, etc.) los tiempos asignados al estudio, y no dejen de lado el ejercicio físico, fundamental en este tipo de situaciones para contrarrestar el estrés y el cansancio mental que se agudiza en este tipo de circunstancias como las que estamos viviendo.

 

¿Qué papel tiene la seguridad en estos tiempos de crisis?

 

En primer lugar, la seguridad es una sensación interna que todo individuo necesita para poder llevar a cabo su quehacer diario, y esa sensación de seguridad pasa a estar más amenazada en momentos de crisis. También tienden a ser proclives las situaciones de miedo generalizado, e incluso puntualmente pánico irracional, no siendo menos importante el que siempre hay quien de forma más o menos inconsciente de las consecuencias, se intenta saltar las normas, poniendo en riesgo a los demás ciudadanos. Por eso, la seguridad ejercida con firmeza por quienes están a cargo de ella, resulta más que nunca imprescindible para prevenir y evitar este tipo de situaciones, contribuyendo a infundir sensación de tranquilidad.

 

Usted es militar ¿Cuál es la función de las Fuerzas Armadas en estos momentos?

 

El concepto de que la función del militar es estar preparado para hacer uso de las armas es “una simpleza de parvulitos”. La realidad de las actuales Fuerzas Armadas Españolas es que son un conjunto de hombres y mujeres vocacionales en su profesión y también vocacionales en el afán de servir a la sociedad de la que forman parte, en todo lo que sea necesario y se les requiera. Por eso, al día de hoy las capacidades en las que se forman y especializan las Fuerzas Armadas son tantas y tan variadas como funciones y capacidades requiere cualquier tipo de amenaza o desastre. Nos entrenamos para ello a diario, física y mentalmente, no dejando nada a la improvisación, con exigencia de disponibilidad permanente de 24 horas al día, los 7 días de la semana y los 365 días del año, y por eso, al día de hoy nuestro personal resulta tan efectivo en tareas tan variadas como son las logísticas, las de seguridad, las sanitarias, las de reconstrucción o las de salvamento, siendo una capacidad más el adiestramiento con las armas, para si fuese preciso, hacer uso de esta, incluso con el compromiso explicito de arriesgar la vida en ello. En un Estado de Alarma como que el vivimos, somos un instrumento más del Estado para socorrer a nuestros conciudadanos cuando más lo necesitan y estamos muy orgullosos de poder hacerlo. Creo que después de todo lo que estamos viviendo juntos, la sociedad entenderá un poco mejor a sus Fuerzas Armadas.

 

Share this: